Los hoteles, restaurantes, confiterías, cafés y bares de la Ciudad de Buenos Aires atraviesan una crisis sin precedentes como consecuencia de las restricciones generadas por el COVID-19.
En el contexto actual, la AHRCC dice que la mayoría no podrá mantenerse con vida una vez que se retome la actividad; y que para salvarlos, es indispensable actuar ahora.

Los establecimientos que representa la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) se encuentran cerrados desde hace más de 120 días debido al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio. Una gran cantidad de ellos está sin ingresos o con ingresos mínimos por ventas marginales. Se trata de 8.000 empresas que dan empleo a más de 60.000 personas. Tanto los establecimientos como los puestos de trabajo están en serio riesgo.

Para que los porteños y los turistas que visitan la ciudad puedan volver a disfrutar de una cena en un restaurante o un bodegón; para que puedan volver a disfrutar de un café o una cerveza con amigos en un bar; para que los visitantes puedan hospedarse en hoteles con calidez humana, es indispensable que se tomen medidas urgentes. La realidad es que los establecimientos están al borde del abismo. En el contexto actual, la mayoría no podrá mantenerse con vida una vez que se retome la actividad. Para salvarlos, es indispensable actuar ahora, antes de que sea demasiado tarde. Ante este panorama, la AHRCC solicita de manera urgente al Gobierno y a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, la sanción de una Ley de Emergencia para la gastronomía y la hotelería que atienda las necesidades del sector, incluyendo las siguientes medidas:

• IMPUESTOS SOBRE LOS INGRESOS BRUTOS – Suspensión del pago del mismo durante un año luego de la apertura de los Establecimientos y Reducción paulatina hasta su desaparición conforme el compromiso de la Ciudad en la reforma tributaria impulsada por el gobierno anterior.

• SIRCREB – Devolución de saldos acumulados por retenciones y eliminación del régimen para todo el Sector Hotelero Gastronómico.

• RETENCIONES Y PERCEPCIONES: Eliminación de la obligatoriedad de dichos regímenes para el Sector Hotelero Gastronómico.

• ABL y PUBLICIDAD – Condonación por un año.

• CRÉDITOS – Ampliación del plazo de gracia para el pago en los créditos vigentes (actualmente 3 meses).

• CRÉDITOS A TASA CERO – Para la puesta en marcha de los negocios

• TRÁMITES GENERALES – Prórroga por un año en los vencimientos de trámites obligatorios para la actividad (Sistemas de Autoprotección, Simulacros de Incendios, Libro de Habilitaciones, entre otros).

• ESTACIONAMIENTO EN PUERTO MADERO – Habilitar la posibilidad de estacionar en ambas aceras.

• LIBRE ESTACIONAMIENTO EN MICROCENTRO – Extender los plazos para la libre circulación de vehículos y el estacionamiento en zona y calles aledañas a los Establecimientos Hoteleros Gastronómicos.

• IMPUESTO DE SELLOS – Eliminación.

• RESIDUOS – Suspensión del pago por Servicios de Recolección de residuos y eliminación de la obligación de contratar servicios privados de recolección.

• ALQUILERES – tomar a cuenta de impuestos y obligaciones, los importes abonados en concepto de Alquileres durante el ASPO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here