El ministro de Transporte de la Nación le confirmó a Télam los trabajos del área a su cargo para el retorno de la actividad aérea.

El ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, confirmó hoy que «se está trabajando» para poder retomar la actividad aérea antes de la fecha prevista hasta el momento del 1 de septiembre y que, en caso de avanzar en ese sentido, podrían volver a operar vuelos de cabotaje a partir del mes de julio.

En declaraciones a Télam, Meoni apuntó que «el tema es complejo y tenemos que ir con mucho cuidado y todo depende de cómo evolucione la pandemia en los distintos territorios» y aclaró que «vamos a estar sobre el tema en coordinación constante con el Ministerio de Salud para evaluar la situación y ver en qué momento podemos habilitar el retorno de la actividad».

Remarcó al respecto que «la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) está trabajando junto a las concesionarias de los aeropuertos para avanzar en las medidas necesarias para asegurar la protección, tanto de los pasajeros como de los trabajadores y que podamos concretar la vuelta de los vuelos, en principio de cabotaje, posiblemente para el mes de julio».

En ese sentido, Paola Tamburelli, titular de la ANAC, dijo a Télam que está «trabajando, haciendo gestiones con los gobernadores para tratar de autorizar por excepción algunos vuelos entre provincias», aunque advirtió que «la suspensión la levanta el presidente» y que «hay gobernadores que se oponen porque tienen en claro que no quieren riesgos de nuevos contagios en sus provincias».

Meoni indicó que «Aerolíneas Argentinas estableció un protocolo y esperamos poder validarlo esta semana con el ministerio de Salud. El protocolo permitiría un cuidado extremo para cuando se levanten restricciones y considera un distanciamiento superior al habitual dentro de las aeronaves».

Recalcó al respecto que «en principio solamente se avanzaría con los vuelos de cabotaje y se analizaría bien a qué destinos. Hasta ahora en todos los vuelos especiales que realizamos no hemos tenido casos de contagios, por lo que está demostrado que volar es seguro en ese sentido, el tema es si no se respetan las normas de distanciamiento en los lugares a los cuales se viaja».

En ese sentido, destacó la importancia del protocolo elaborado por Aerolíneas, al que «habrá que respetar para poder hacer seguros los viajes y que el retorno sea efectivo y no tengamos que retroceder si tenemos algún caso producto de la reapertura».

Fuentes de Aerolíneas Argentinas señalaron hoy a Télam que el protocolo a aplicarse en un eventual retorno de la actividad regular sería «similar» al que se está aplicando actualmente en los vuelos especiales, tanto de cabotaje como internacionales, y que la diferencia estaría en que se dejarían asientos vacíos en el avión, para asegurar el distanciamiento preventivo.

El protocolo que Aerolíneas anunció días atrás, fue diseñado siguiendo las recomendaciones de IATA (International Air Transport Association), ACI (Air Transport Council), OMS (Organización Mundial de la Salud) y el Ministerio de Salud de la Nación.

Entre las medidas anunciadas se recomienda llegar temprano al aeropuerto y tener en cuenta todo lo vinculado a la prevención, y se informa que puede requerir más tiempo del habitual realizar el recorrido dentro de la estación aérea.

Advierten, además, que solo podrán entrar los pasajeros que tengan vuelos desde esa terminal y no estará permitido el acceso de acompañantes, en tanto que en la puerta de ingreso se controlará la temperatura.

Se advierte el uso obligatorio del barbijo o tapaboca en todo momento y recomienda llegar con el web check-in listo, pero si se realiza el check-in en el aeropuerto se debe respetar la distancia mínima de separación que indican las señales.

También sugiere viajar únicamente con un artículo personal a bordo ya que esto agilizará el embarque y desembarque y se minimizarán los movimientos dentro del aeropuerto.

Por otro lado, indica que estará permitido llevar en el equipaje de mano un alcohol en gel de hasta 100 ml y que el embarque se realizará por grupos reducidos y de las últimas filas hacia adelante.

En cuanto al vuelo en sí, limita al máximo el movimiento dentro del avión y, por el momento, el material de lectura, mantas, almohadas y auriculares se encuentran suspendidos, así como también los servicios de comidas y bebidas en los vuelos de cabotaje y regional.

En cuanto a la aeronave, el personal especializado realizará el procedimiento de limpieza y desinfección antes y después de cada vuelo y las tareas se intensificarán en las zonas de alto contacto como asientos, apoya brazos, mesas rebatibles, cinturones de seguridad, pantallas y controles, así como en baños, cestos de residuos, carritos de transporte de comida y puertas.

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, destacó el protocolo de salud y seguridad elaborado para cuando la empresa estatal pueda retomar la actividad y subrayó la importancia de «mantener el distanciamiento, el uso de barbijo y llegar al aeropuerto una hora antes, más de lo que era habitual» para los vuelos de cabotaje.

«También minimizamos el contacto y manipulación de objetos dentro del avión. Los vuelos de cabotaje y regionales no tienen un servicio de a bordo, y no hay material de lectura ni auriculares. Asimismo, hay una serie de protocolos de seguridad en el caso de que hubiera algún caso sospechoso, como para aislarlo y reportarlo a las autoridades de salud», puntualizó.

Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here