La iniciativa es una propuesta de la Embajada de la República de Turquía en Buenos Aires y el Instituto Yunus Emre, con el apoyo del Embajador Ş. Vural Altay, quien luego del trabajo que comenzaron para impulsar el proyecto en Argentina, desataco que es una enorme posibilidad para conectar la cultura de una lengua que proviene del grupo lingüístico uralo-altaico y que es hablada por más de 200 millones de personas en una región que se extiende desde los Balcanes hasta Mongolia por países como Turquía, Azerbaiyán, Turkmenistán, Uzbekistán, Kirguistán, Kazajstán, y la República Turca del Norte de Chipre.

Las clases virtuales se inician el próximo miércoles y se dictarán en un programa gratuito de 6 meses, dando lugar en nuestro país, a la apertura del Instituto Yunus Emre; que es una organización mundial sin fines de lucro creada por el gobierno turco en 2007, con el nombre del famoso poeta sufista del siglo XIV y que tiene como objetivo promover el idioma y la cultura turca en todo el mundo.

El Presidente del Instituto, Prof. Dr. Şeref Ateş destaca el proyecto como algo positivo, ante el impacto negativo enorme de la pandemia, además de remarcar los lazos humanos que se crearan con los seleccionados para el cursado.

Los docentes del proyecto son expertos en sus áreas y han estado enseñando turco desde los comienzos del plan de expansión, países como: Italia, España, Argentina y próximamente en México, así lo remarcó el Prof. Dr. Yavuz Kartallıoğlu.

El coordinador del curso Salih Gültekin, comentó que han solicitado los CV, a los participantes a través de la embajada turca en Buenos Aires y que los argentinos transmitieron sentimientos con textos muy afectivos por la cultura y el idioma turco. Aclaro que le encanta la Argentina y que ha puesto un esfuerzo extra para llevar este proyecto, y que le interesa comunicarse en español también.

En la comunicación también se presentó a la profesora Gökçe Doğan, que consideró que el aprendizaje de un idioma es un camino largo y motivó a los ingresantes a creer que volverán a ser niños con cuadernos y lápices para aprender como desde la infancia, considerando que el instituto cuenta con un libro preparado para este fin y un manual guía de ruta.

En este curso hay casi 170 estudiantes divididos en 3 diferentes grupos. Las clases serán brindadas de manera interactiva. Los participantes tienen diferentes niveles, y el WhatsApp será un soporte importante también para las clases. Para aquellos que no hayan podido ingresar a los cursos, habrá lecciones en video y numerosos contenidos que serán proporcionados a través del programa “Telegram”.

El viernes pasado se realizó la presentación entre los estudiantes y las autoridades turcas en Argentina y Turquía; que a pesar de las 6 horas de diferencia que separan al continente; se manifestaron mutuamente; – con el traductor Servet Şahan de por medio-; los afectos, la camaradería y por sobre todo el lazo humano de comunicación bajo el soporte electrónico de conferencias de Zoom.

Algunos ejemplos de la conexión que duró poco más de 2 horas, son los comentarios de Walter, profesor de historia en Córdoba, apasionado por la cultura turca.

Laura de Quilmes es ingeniera y dice que tiene una afinidad con una amiga turca por carta y que luego de 10 años, pudo viajar a visitar y encontrarse con su amiga porque fue su casamiento. Quiere aprender para poder comunicarse más con ella.

Otra de las participantes es Betuna Bueno, cantante lírica y que tiene una hija con descendencia turca. En la comunicación, genero un momento muy chistoso con la presentación de su gato, a quien llaman Mustafá. Ella quiere aprender turco, en especial porque siente un fuerte llamado del continente; por diferentes acontecimientos en su vida; ya que formo parte de la obra musical de Pepe Cibrián Campoy, Las mil y una noche ambientada en Estambul. En resumen, casualidades o causales; la hija, Mustafá, la obra y ahora esta posibilidad de lograr aprender el idioma.

Sin lugar a dudas las telenovelas ocupan un lugar importante en la televisión argentina, y el mundo; y es a partir de allí que se han formado grupos en Facebook, para traducir palabras irremplazables; cuenta Candelaria González que traduce series informalmente, y agrega en subtítulos los vocablos que quiere transmitir a la gente en mejores términos de calidad del turco al español.

Otro de los seleccionados; Carlos Kamu, que viajo a Estambul en el 2018 con su familia, transmitió que está enamorado del pueblo por la ternura, el respeto, la educación.

Noelia Benedetti que trabaja en turismo, conto que miro la telenovela El Sultán Süleyman y le atrajo sobre todo con la historia enlazándose a la cultura, donde le amplio el panorama de lo turístico, por lo cultural y es por ello que quiere profundizar en el aprendizaje del idioma.

Muchos profesionales, en la franja de los 18 a 60 años serán los participantes de la primera etapa de los cursos que se inician en nuestro país, dirigidos desde el extranjero.

La mejor manera de incorporar un nuevo idioma con profesores nativos y una organización internacional que lo respalda como el Instituto Yunus Emre y la Embajada de la República de Turquía en Buenos Aires; el principio de un lazo que como remarcaron, las autoridades y los participantes va más allá del idioma, y que es sin lugar a dudas la hermandad entre culturas diferentes, separadas por un continente, y unidas humanamente por nuevos saberes.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here