El primer ministro Giuseppe Conte anunció el regreso de las clases el 14 de septiembre, luego de la pausa de verano y en coincidencia con el tradicional inicio del año lectivo.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció el regreso de las clases el 14 de septiembre, luego de la pausa de verano y en coincidencia con el tradicional inicio del año lectivo, horas después de que su Gobierno advirtiera que la batalla contra el coronavirus «aún no está ganada» tras la aparición de nuevos focos de la enfermedad en diversas zonas del país.

«Los pequeños focos señalados en las últimas horas nos dicen que la batalla todavía no está ganada y que hace falta gradualidad y prudencia en las próximas semanas» planteó el ministro de Salud Roberto Speranza en declaraciones que recoge el diario Corriere della Sera.

Nuevos focos

El Ministerio de Salud informó que 30 personas murieron en las últimas 24 horas por coronavirus, con 259 nuevos contagios en todo el país, en un marco en el que solo cuatro regiones no registraron nuevos positivos de la Covid-19, cuando en la semana habían sido entre seis y siete por día los territorios libres de focos de la enfermedad.

Los dichos de Speranza se dan tras la aparición de nuevos focos en todo el país, especialmente en la ciudad sureña de Mondragón, donde se detectaron 50 casos, y en la norteña Bolonia, con 64 contagios, que volvieron a poner en alerta a las autoridades.

Es inevitable que haya nuevos focos en Italia y en Europa(A)Ranieri Guerra, subdirector de la OMS”

En esa dirección, el subdirector de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Ranieri Guerra, explicó en declaraciones a la cadena Rai que «es importante identificar y circunscribir inmediatamente las áreas» con nuevos focos.

«Es inevitable que haya nuevos focos en Italia y en Europa»; agregó Guerra, a más de 20 días de la apertura italiana a los turistas europeos del pasado 3 de junio.

De los nuevos 259 casos informados este viernes, 156 se concentraron en la región norteña de Lombardía y otros 46 en la vecina Emilia-Romaña, confirmando la tendencia presente desde el inicio de la pandemia.

Mientras tanto, el presidente de la región Campaña, Vincenzo De Luca, advirtió que no excluye el cierre de la ciudad de Mondragón, donde en las últimas horas se registraron casi 50 positivos de la Covid-19, si los nuevos casos llegan a 100.

Mondragón, una localidad de 28.000 habitantes en la provincia de Caserta, fue escenario en las últimas horas de enfrentamientos entre la colonia búlgara que es mayoría en la zona afectada y los residentes italianos del lugar, tras brotes xenófobos hacia los trabajadores extranjeros.

El sur de Italia es la zona más pobre del país, con altos índices de desempleo, trabajo en negro y abandono escolar.

Según el informe sanitario de las autoridades italianas, también se registró en las últimas horas un nuevo foco en las provincias de Prato y Pistoia, en la región de Toscana, con 19 infectados.

Italia registró más de 239.000 casos y 34.708 muertes por coronavirus desde el inicio de su brote.

En ese marco, la ministra de Educación Lucía Azzolina confirmó hoy junto a Conte el regreso de clases para el 14 de septiembre, luego de alcanzar «un resultado importante» en la reunión entre el gobierno nacional y las regiones.

«La educación está en el centro de las políticas del Ejecutivo», destacó Conte durante la conferencia de prensa en que se anunció la fecha para el regreso a clases.

El regreso a clases, en fecha similar al inicio del último ciclo lectivo, deberá de todos modos tener como medida de «importancia primaria» el distanciamiento social de un metro entre alumnos, según las indicaciones de la cartera educativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here